martes, 14 de febrero de 2012

ABRE SIEMPRE TUS OJOS



El amor que muere es aquel amor que nació un día con los ojos cerrados y no vio lo que luego con el tiempo le sorprendería. Abre siempre tus ojos pero no solo del corazón sino los de la razón para que puedas entender esto, jamás aceptes lo inaceptable, jamás pienses que solo tú podrás cambiar las circunstancias y con esto aquella persona supere lo que tu ansias. Por eso el amor muere por falta de unidad , por falta de reciprocidad , porque cuando nuestros ojos están cerrados , nuestro corazón por mas bien intencionado tarde se da cuenta que el otro corazón que debería de ser amado es un veneno, es un puñal a la vez filoso y oxidado que tan solo te ha usado .

Abre siempre tus ojos para que no te lances al vacío porque nadie detendrá tu caída y el amor se convertirá en cruel agonía. Esta historia es real y le pasaría a muchos sobre todo corazones inocentes, frágiles y vulnerables hechos de pan y de miel, que por ser tan inocentes, se encandilan con la luz que parece verdadera pero es artificial.

¿Como se curara después un corazón herido, abandonado, engañado? No habrán palabras, los consuelos caerán en el piso, las lágrimas abundaran y se harán ríos, el día parecerá noche, y la noche como si fuera eterna. Pero después de todo hallaras consuelo no en la lastima, ni en la pena , pero en el valor misterioso que tiene el tiempo, él se levantara como una antorcha alumbrará la oscuridad y un día te dirá: “Deja de sufrir y lamentarte, porque no vale la pena, tu herida cicatrizara, no será un día feliz pero la paz como una sencilla flor volverá y dará calor , entonces comprenderás que si hay un amor verdadero que no pasa ni cambia , que no se debilita ni te miente, es Dios nuestro amor verdadero y sí en tu camino encuentras a alguien que conoce también ese misterio sobrenatural vuelve a tener fe”.


Ahora ya conoces parte del camino, perdiste tu inocencia, pero lleva el sufrimiento una esencia que es ciencia, ya no te entregaras por entregarte , serás como un arquitecto que hace de los sueños planes y proyectos basados en la realidad .Ya no te encantes por la apariencia pues tiende a ser un espejo, ahora valora lo fundamental, lo que es cierto, la pureza, la nobleza la capacidad de compartir, los valores y las virtudes. Allí el amor crecerá, se fortalecerá y conocerás la felicidad.




Pintura y Escrito:

Oscar Basurto Carbonell

2 comentarios:

Lynn dijo...

Que hermoso... Tan claro, la sutileza en las palabras hace que sea tan directo y reflexivo.
simplemente me encanto !!

Jurema dijo...

Directo al corazon herido!

Un saludo