martes, 3 de marzo de 2009

YA NO MIRAS CON EL CORAZON


Amor, no puede ser casualidad que tu conozcas, ni coincidencia, sino mas bien que hay algo mas, algo que tendremos que descubrir, que desarrollar, que cuidar. Y todo comienzo es dulce, y aun más dulce que la miel, pero a veces hay sombras, hay voces, a veces por mala intención, que comentan, que intrigan, que confunden, que desorientan. ¡Cuantas veces los lazos del amor se han hecho pedazos, porque una sola idea es capaz de transformar un bosque en un desierto o un desierto en un bosque.

El amor debe cuidarse hasta de aquellos que te miran bien , porque las palabras cuando llegan a la mente se convierten en sugerencias . Y comienzas a mirar a otros lados. Y así te dicen: “Te quiere gobernar” “Te quiere controlar”,” No te deja tiempo”, “Es egoísta”, “Te cela demasiado”.

Y entonces ,el amor que siempre es frágil se vuelve quebradizo y deja de ser humilde y sencillo y natural , juguetón, inocente, y candoroso , y se vuelve otra cosa : orgulloso, vanidoso, soberbio , y todos los enemigos del amor se visten con su mejor discurso y llegan a tu casa , y la envidian , miran a tu pareja y se burlan , y entonces todo lo que pertenece al amor se viene abajo .
Y tus ojos ya no miran con el corazón y tus respuestas ya no son con dulzura. Tu tiempo no es el tiempo del amor sino de todas aquellas falsas, cínicas amistades que envidian tu alegría y que inexorablemente te robaron tu paz. Y tú crees que has recuperado tu libertad y tú te crees que por reírte más alto eres mas feliz, y tu crees que tu pareja es alguien menos que esos grandes enemigos del amor, y es que no sabes que así la vanidad te hará ver a las mentiras como verdades, y a esos enemigos como amigos.

Y algún día, cuando llegues tarde a tu casa y llames por su nombre al amor, ya no te responderá, y le buscaras, y en tu soberbia hasta le gritarás porque no responde cuando tu llamas. Le gritarás pero a tus gritos el amor no responderá, no contestará, solo hay silencio, Es demasiado tarde, cambiaste la felicidad por el ruido del mundo, revelaste el secreto del amor. Y todo el mundo ahora se ríe, ya no tienes nada, ya no eres especial porque tu amor murió. Tú y el gran ruido de ese mundo loco, que lo quiere todo en una copa de licor para vivir un momento, mato la eternidad y te quedaste en la soledad

No hay más amor, murió.
Visitanos en:

1 comentario:

Vicky * dijo...

Me he hecho seguidora de tu blog, me encanta como escribes, tus textos sobre el amor son tan preciosos y sinceros.
un abrazo